10 consejos para utilizar tu bici cuando llueve

Publicado en bicihome.com el 9 de octubre de 2014.


 

Bicihome ropa lluvia

Con la llegada de octubre también vienen las lluvias y la bajada de las temperaturas. Esto es algo siempre ha echado para atrás a muchas personas a la hora de coger la bicicleta por estas fechas, pero si sigues unas sencillas pautas comprobarás que no existen diferencias entre pedalear con sol o con un diluvio torrencial sobre nuestras espaldas.

1. Elige ropa adecuada con dos objetivos: permanecer seco y visible

Mientras más te mojes, más frío sentirás. Estar frío y húmedo es una rápida manera de coger un resfriado por lo que la solución es mantener tu cuerpo seco. Una chaqueta impermeable con capucha sirve de mucho, y aunque es prioritario mantener el tronco del cuerpo seco, también es muy recomendable llevar unos pantalones impermeables de los que se llevan por encima de tus pantalones habituales. Una vez llegues a tu destino te quitas chaqueta y pantalón impermeable y voilá, ni rastro de agua. También existen ponchos más fáciles de quitar y poner, pero protegen algo menos.

Si tienes la tendencia a sudar procura evitar el algodón por dentro ya que acabará empapado, y con el tiempo se enfriará. En estas ocasiones es más recomendable utilizar materiales que permitan transpirar mejor y no empapen como el poliéster o el nylon.

Otro detalle importante es vestir colores llamativos y reflectantes. Bajo la lluvia la visibilidad se reduce considerablemente, tenlo en cuenta.

2. Gafas y viseras efectivas

En condiciones de baja luminosidad (como lo es un día nublado o de lluvia) es muy recomendable utilizar lentes cristalinas y de color ámbar/naranja/amarillo, ya que incrementen el contraste.

Bicihome gafas y visera

Aquí es cuando las viseras de los cascos sirven de mucho. Si bien no brindan protección al 100% de las salpicaduras o la lluvia, si evitan que toda la lluvia empañe tus gafas.

3. Conduce con cuidado en pavimento mojado

El suelo mojado reduce la adherencia de los neumáticos al suelo, por lo tanto ten en cuenta las marcas viales en el asfalto (pasos de peatones, flechas de sentido, señales de ceda el paso) y obstáculos que pueda haber, como chapas metálicas o alcantarillas y pasa por encima con la bici lo más perpendicular posible al suelo. Así eliminarás el riesgo de caída.

Bicihome pavimento mojado

4. Frena con anticipación. Verifica el estado de tus zapatas o pastillas de freno

Rodar con una mezcla de polvo, barro y agua es el modo más fácil de erosionar los frenos de tu bicicleta. Recuerda que la mayoría de aros requiere una vuelta completa antes que los frenos expulsen el agua de la superficie de freno y, por lo tanto, empiece a frenar efectivamente. Por lo tanto frena suavemente y con anticipación. Si utilizas frenos de disco hidráulicos no notarás grandes diferencias al frenar que son suelo seco, aunque también se aumenta la distancia de frenado, por lo que anticiparse siempre es un buen consejo.

Bicihome estado pastillas

5. Frena con la rueda delantera primero

Contrario a la creencia popular, es la llanta delantera la que detiene a la bicicleta en mojado, no la trasera. Debido a la inercia, en el momento de frenar todo el peso se concentra en la parte delantera de la bici por lo que si frenamos con la trasera esta se bloqueará y patinará sobre el asfalto. Primero freno delantero y a los pocos instantes el trasero. Prevé los obstáculos. Frena con anticipación. No frenes de golpe porque tus llantas pueden derrapar y, en ese caso, perderás el control de la bici.

6. Te cuidado con las curvas

Colocar tu bicicleta en ángulo oblicuo con lluvia es la forma más sencilla de caerse, ya que solo una pequeña parte de las ruedas está en contacto con el suelo y con la poca adherencia que proporciona el asfalto mojado la bici patina. Procura equilibrar tu peso en el pedal opuesto a la curva que estás dando y mantener la bicicleta lo más perpendicular posible. Lo más efectivo es frenar antes de la curva y tomarla a una velocidad que te permita hacerlo.

7. Usa guardabarros

Con lluvia y suelo mojado los guardabarros son necesarios en ambas ruedas. Aumentan exponencialmente tu comodidad y mantienen tu ropa limpia. Los hay fijos, de quita y pon, y tanto para bicicleta de montaña y carretera, simplemente elige el que mejor se ajuste a tu bicicleta. Si tienes dudas mándanos un correo.

Bicihome guardabarros

8. Lubrica tu cadena adecuadamente

Existen lubricantes de muchos tipos, con base de teflón vaselina, cera… tanto para clima húmedo como para clima seco. Para clima húmedo tienen mayor densidad lo que evita que con la lluvia se “caigan” de tu cadena. Esto son sin duda los más efectivos. Una vez al mes limpia con un cepillo y papel la cadena y cuando esté seca vuelve a lubricarla.

Bicihome lubricante

9. Lleva buenas luces

Que todos vean que estás allí. La lluvia reduce drásticamente la visión de cualquier vehículo motorizado. Las luces de LED proporcionan buena luminosidad y calidad precio son bastante económicas. Recuerda usar una delantera y una trasera de color rojo y siempre que sea posible, que parpadeen, eso fija la atención de los conductores en la bicicleta.

Bicihome luces adecuadas

10. Concienciaté de que tú puedes hacerlo

Llevando una indumentaria adecuada, algunos accesorios en la bici (guardabarros y luces), y prestando atención a algunos factores comprobarás que con lluvia y frío el uso de la bicicleta puede ser igual (o más) placentero que en verano.

Así que ya lo sabes, saca la bici del trastero y empieza a pedalear.


Artículo original: http://bicihome.com/10-consejos-para-utilizar-tu-bici-cuando-llueve/

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>